Secretaría de Salud

 

Plan Operativo para Desastres

Debido a sus características geológicas, topográficas, hidrometeorológicas y a su estado de desarrollo industrial social, los países de América Latina se encuentran expuestos a la ocurrencia de desastres naturales, como movimientos sísmicos, inundaciones, deslizamientos de tierra, etc. y a la manifestación de desastres o accidentes provocados, tales como incendios, explosiones, derramamientos de productos químicos contaminantes, escapes de gases tóxicos entre otros.

Estos eventos además de causar, en la mayoría de los casos, grandes problemas de orden económico y social también afectan en una forma súbita y significativa el estado, así como condiciones de salud de la población expuesta, principalmente debido a la presentación de un número determinado de muertos, heridos y la manifestación de alteraciones ambientales, así como epidemiológicas.

Si a lo anterior se agrega la vulnerabilidad estructural, no estructural y funcional de las instalaciones prestadoras de servicios de salud, surge la necesidad de la conformación del "Plan Operativo Para Desastres Internos y Externos del Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango"

Enmarcado en el programa ‘’Hospital Seguro’’ del gobierno federal, el presente Plan Operativo para Desastres Internos y Externos permite proteger en primera instancia a los pacientes hospitalizados, a los visitantes, al personal del hospital y en segunda instancia los equipos e instalaciones manteniendo, además la capacidad de prestación de servicios ante una mayor demanda, como consecuencia de desastres.

Este plan debe ser operativo, funcional y flexible, de tal manera que pueda adaptarse a las condiciones planteadas, debe ser conocido por todo el personal del hospital y debe ser revisado, así como actualizado por lo menos una vez al año, y es el documento normativo donde se establecen los objetivos, las acciones y la organización del "Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango", sus servicios, las responsabilidades del personal frente a situaciones de emergencias o desastres, a fin de controlar sus efectos adversos y/o atender los daños a la salud que se puedan presentar.

El propósito principal es coordinar todos los recursos disponibles para dar la mejor atención a la mayor cantidad de víctimas y mitigar los daños en salud, producto de una emergencia o desastre dentro de las instalaciones y la región.