Instituto de Salud del Estado de México
Enviar Correo Mapa del Sitio Gobierno del Estado de México BUSCAR
Instituto de Salud del Estado de México
Secretaría de Salud
Inicio Biblioteca
Virtual
Enfermedades
Transmisibles
Enseñanza e
Investigación
Regulación
Sanitaria
Salud
Bucal
Trámites
y Servicios
Unidades
Médicas
VIH/SIDA/ITS
Domingo 20 de agosto de 2017
Inicio > VIH/sida/ITS > Acerca de > Historia
Salud Bucal
 
Ancedentes

Historia

La raza humana ha hecho frente a una de las peores epidemias en nuestra historia; sin tratamientos, sin existencia de medios clínicos y de laboratorio para determinar el diagnóstico, el VIH/sida apareció en la escena sanitaria mundial en el año de 1981 con efectos devastadores en la población masculina afroamericana donde se presentaron los primero casos; la enfermedad se relacionó con la preferencia sexual de estos hombres y lo que en su momento se llamó “grupos de riesgo”, hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH)  y usuarios de drogas inyectadas (UDI), hoy se usa el término “prácticas de riesgo” al haber encontrado que la infección se ha propagado entre niños, mujeres heterosexuales y monógamas, mujeres trabajadoras sexuales,  hombres heterosexuales, personas receptoras de sangre.

Actualmente la región más afectada por la infección del VIH, sigue siendo el África Subsahariana que concentra el 67% de las infecciones de todo el mundo.

La segunda región más importante es el Sur y Sureste de Asia con el 13% de las personas, en tercer lugar aparece América Latina con el 5% del total de las personas que viven con VIH en todo el planeta.

Asimismo, la epidemia de infección por VIH en México se concentra en las poblaciones claves  de mayor riesgo, entre las que destacan los trabajadores sexuales, con una prevalencia media de 15%, hombres que tienen sexo con otros hombres 11%, usuarios de drogas inyectadas 5%, las trabajadoras sexuales 2%, y las personas privadas de la libertad 1.5%.

En el Estado de México se han registrado de manera acumulada desde el año de 1986 hasta el 31 de octubre del 2014; 18,057 casos de infección por VIH, siendo las Jurisdicciones que ocupan los primeros seis lugares: Nezahualcóyotl, Ecatepec, Naucalpan, Cuautitlán, Tlalnepantla y Toluca.

La epidemia de la infección por VIH en México es predominantemente sexual, ya  que este tipo de transmisión ha sido la causante de más del 90% de los casos acumulados.

Es por ello que la vigilancia epidemiológica  de la infección por VIH plantea un nuevo reto, pues se deben establecer estrategias específicas que permitan prevenir la infección en la población del Estado de México, permitiendo la búsqueda de nuevas alternativas y mecanismos que permitan satisfacer los requerimientos del sistema y guiar con mayor confiabilidad y precisión el desarrollo  de los planes basados en una mejor y  oportuna toma de decisiones.

El Programa nacional y, asimismo los estatales de VIH/sida/ITS, como el del Estado de México, juegan un papel de capital importancia para enfrentar estos padecimientos que están afectando también a la población mexiquense. Sin embargo, a pesar de los múltiples esfuerzos realizados para disminuir la incidencia de casos de VIH/sida, a la fecha se siguen sumando casos nuevos, pues muchos desconocen su situación y cuando son atendidos, se hace en etapas avanzadas de la enfermedad.

De acuerdo a estimaciones realizadas por el Centro Nacional Para la Prevención y Control del VIH y sida (CENSIDA) de manera conjunta con ONUSIDA, en México existen 225,000 personas adultas infectadas por el VIH (2010), de la cuales el 60% corresponden a hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), el 23% a mujeres heterosexuales, y 6% a clientes de trabajadoras sexuales, 3.1% a trabajadoras sexuales, 2.0% a varones heterosexuales, los usuarios de drogas inyectadas y las personas privadas de su libertad contribuyeron con el 1.5%.

Cabe señalar que se han dado pasos importantes en el avance para la ampliación de los programas de tratamiento, de prevención y promoción de la salud sexual, el fortalecimiento de los servicios para detener las infecciones perinatales de VIH; el combate al estigma, la discriminación y la homofobia; así como el trabajo colaborativo y coordinado con el sector de la sociedad civil organizada.

Las investigaciones con respecto al VIH/sida han propiciado que muchas personas que viven con esta enfermedad gocen de una mejor calidad de vida; estos esfuerzos no han llegado aún al 100% de la población que vive con VIH/sida a pesar del incremento en los presupuestos destinados a la atención, investigación, prevención y seguimiento de la enfermedad, muchas veces por falta de interés de las personas por conocer su situación médica, la marginación, el estigma y la discriminación son otros factores que alientan el alejamiento de las personas infectadas de los servicios de salud.

El pronóstico y la calidad de vida de las personas que viven con VIH/sida, se ha modificado sustancialmente debido al mejor conocimiento de la eficacia, tolerancia y durabilidad de los diferentes esquemas antirretrovirales y la disponibilidad creciente de los medicamentos diseñados para este padecimiento prueba de ello es la disminución de la mortalidad y que en el Estado de México, desde hace 10 años no se han registrado recién nacidos positivos, de madres infectadas con el virus del VIH en control con tratamiento antirretroviral.

Así mismo, es importante señalar que estos logros son también derivados de la actualización constante sobre procedimientos médicos y medicamentos antirretrovirales a los que asisten los médicos tratantes de las Unidades de Atención, aunado la atinada prescripción especificada en cada caso, con ventajas farmacocinéticas y psicológicas que favorecen la simplificación de los esquemas terapéuticos y el apego a los mismos.

Si bien es cierto que México tiene uno de los mayores porcentajes de cobertura de tratamiento antirretroviral, es necesario considerar el fortalecimiento de las estrategias enfocadas a ofrecer tratamiento, atención, apoyo, prevención y diagnóstico de forma integral a toda persona en necesidad; promover e incorporar así mismo, estrategias innovadoras y con alto nivel de penetración social que minimicen las epidemias sociales del estigma, la discriminación, la homofobia y la violencia, cuya asociación potencializa negativamente la epidemia del VIH/sida; y son fuertes obstáculos para el acceso a servicios de atención y cuidados integrales.

La vigilancia en torno a la incidencia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) con frecuencia es insuficiente y sesgada a los grupos que en décadas anteriores eran los considerados de mayor riesgo o población vulnerable, hoy en día sabemos que toda persona que mantenga una vida sexual activa sin protección se encuentra en riesgo de infección por VIH.
 
Es importante diagnosticar a los pacientes en momentos más oportunos para su tratamiento, es decir, más cercanos al de la seroconversión, y así mejorar su pronóstico. 

Es por ello que el trabajo en el primer nivel es fundamental, ya que se necesita hacer un trabajo arduo en materia de prevención y detección; realizando búsqueda intencionada a población vulnerable, es también de gran importancia difundir conocimiento basado en la evidencia entre la población, con el objeto de disminuir la probabilidad de transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), además de llevar a cabo otras acciones relacionadas con la prevención primaria.

El presente diagnóstico tiene como meta indicar las estrategias a seguir durante el siguiente año (2015) para facilitar la detección temprana del síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

En la actualidad, el tratamiento antirretroviral es capaz de prolongar la vida de personas con VIH/sida por más de 30 años, se reducen la cantidad de ingresos hospitalarios, la estancia en los mismos, existe un ahorro en el tratamiento de infecciones oportunistas y se incrementa la actividad y productividad laboral.

Con el fin de fortalecer una respuesta integral al VIH, el Departamento de VIH/sida/ITS continuará promoviendo en 2015 una serie de acciones destinadas a fortalecer el acceso de estas poblaciones a los insumos, medicamentos y servicios preventivos; así mismo se fomentará el autocuidado de la salud y se promoverá el trabajo con las organizaciones de la sociedad civil  e instituciones de salud, así como las instituciones académicas, para garantizar que las medidas y acciones preventivas alcancen a las poblaciones en riesgo y vulnerables.


Fecha de última actualización: 18 de agosto de 2017  
Gobierno del Estado de México
Secretaría de Salud
Instituto de Salud del Estado de México
  Av. Independencia Oriente # 1009
Col. Reforma y F.F.C.C. C.P. 50070
Toluca, Estado de México.
Teléfono: (722) 2 26 25 00
E-mail: webmasterisem@salud.gob.mx